Nacer Tranquilo | Parto natural sin medicamentos
16308
post-template-default,single,single-post,postid-16308,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Parto natural sin medicamentos

Recordemos que el nacimiento es un evento de salud, el bebé sabe nacer y la madre sabe parir, aunque a veces la cultura nos haga creer lo contrario.

Nacer Tranquilo

El cuidado obstétrico habitual como se practica en nuestra sociedad, es clasificado por la mayoría de los países desarrollados y por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  como violento para la mujer y para el bebe, sin embargo estos procedimientos en nuestro país muchas veces son considerados indispensables y  son realizados de manera rutinaria sin  evidencia sustentable argumentando el mejor desarrollo del proceso y asi nos hemos ganado el primer lugar mundial en cesáreas.

La corriente mundial de la humanización del nacimiento es cada día más importante,  muchas organizaciones, se reúnen para recopilar las evidencias que marcan lo importante que es reconocer a la mujer como el personaje central del nacimiento con todo su poder y sabiduría, con toda su fuerza y entrega para dar a luz libre de intervenciones rutinarias que la hacen ver como un objeto del cual se “extraerá el producto”.

Los países más desarrollados han  reducido enormemente sus índices de morbi-mortalidad materna reconociendo y permitiendo que las mujeres den a luz libremente. Entendiendo que la tecnología nos puede ayudar con aquellas mujeres que presentan algún tipo de problema y por  necesidades específicas  más  no rutinariamente.

Existen muchas posibilidades, debemos sentirnos capaces, merecedoras pues el  nacimiento es nuestro, SI, es verdad que quiero seguridad, pero la seguridad generalmente consiste en dejar que las cosas fluyan libremente piensa en tus opciones y busca hasta encontrar el personal de salud que realmente haga equipo contigo, pregúntate:

  • ¿Cómo quiero que mi bebe nazca?
  • ¿Cómo quiero dar a luz yo?
  • ¿Quién quiero que esté presente conmigo que me de confianza?
  • ¿Cómo quiero que mi bebe sea tratado al nacer?
  • ¿Qué posición quiero para dar a luz

 

Al hablar de un parto sin medicamentos se considera.

  • Permitir que el bebé indique cuando está preparado para nacer, es decir evitar inducciones.
  • Confiar que la mujer puede manejarlo y permitirle hacer los ajustes que su cuerpo indique considerando al dolor como un aviso, como la mejor forma de interiorizar en ella misma, evitando anestésicos que la desconecten o impidan el movimiento.
  • Dar oportunidad que la madre se hidrate tomando líquidos que le proporcionen energía evitando soluciones intravenosas.
  • Escuchar al bebé de manera intermitente para saber que esta bien pero sin impedir la libertad de movimiento a la madre.
  • Reconocer la evolución paulatina del proceso reduciendo considerablemente el número de tactos vaginales.
  • El periné femenino suavemente se irá adecuando a la cabecita del bebé permitiendo su nacimiento sin la necesidad de cortes musculares.

Si deseas tener un nacimiento sin medicamentos, lo más importante y recomendable es la información para así poder decidir lo mejor para uno mismo, igual de importante es asegurarse de tener un equipo de salud que respete y que se mueva en base a la confianza y no al miedo. Y por ultimo y no menos importante te recomendamos que solicites contar con una DOULA (acompañante profesional de parto) certificada para que te apoye con las medidas de confort haciendo equipo con tu médico.

La manera en que damos a luz nos marca como mujeres, como madres como pareja y nos marca como sociedad, no dudemos.